El perito calígrafo es un profesional muy desconocido para el gran público. Cuando los clientes o los abogados necesitan un profesional para determinar la autoría de un manuscrito o para defender un caso de falsificación documental, generalmente nos buscan por el término genérico de “grafólogo”. Pero es importante distinguir al grafólogo del perito calígrafo.

El grafólogo es el profesional que analiza la escritura para descubrir la personalidad del individuo que la ha realizado. El perito calígrafo es el experto en determinar la autoría de manuscritos y detectar falsificaciones, descubrir al autor de un anónimo y determinar la capacidad para testar en un testamento ológrafo. La gran diferencia entre ambos profesionales en que el grafólogo penetra en la psicología y el perito calígrafo no. Su técnica y su forma de trabajar son muy diferentes.

Titulación académica del perito calígrafo

También hay mucha confusión en cuanto a la titulación académica que debe poseer e perito calígrafo para poder ejercer su profesión. Yo hablo de España, que es el país en el que vivo y ejerzo, y aquí la titulación de perito calígrafo no tiene carácter oficial, sino que se obtiene en academias privadas tutorizadas por peritos ya profesionales y ejercientes. Un perito calígrafo no necesita de un título oficial para poder ejercer su trabajo simplemente porque esta no existe.

En la Ley de Enjuiciamiento civil, artículo 340, se establece:

  1. Los peritos deberán poseer el título oficial que corresponda a la materia objeto del dictamen y a la naturaleza de éste. Si se tratare de materias que no estén comprendidas en títulos profesionales oficiales, habrán de ser nombrados entre personas entendidas en aquellas materias.
  2. Podrá asimismo solicitarse dictamen de Academias e instituciones culturales y científicas que se ocupen del estudio de las materias correspondientes al objeto de la pericia. También podrán emitir dictamen sobre cuestiones específicas las personas jurídicas legalmente habilitadas para ello.

Cuando se menciona “título oficial” se hace referencia a los tipos de peritos que están colegiados o cuyo gremio profesional sí que dispone de este tipo de titulación (peritos médicos, psicólogos, químicos, etc). Pero insisto en que, en España, concretamente el perito calígrafo no dispone de titulación oficial ni de Colegio profesional que avale su labor, por lo tanto, no le sería exigible en este caso. En nuestro caso se aplicaría el punto 2 del artículo 340 de la LEC, que se refiere a “Academias e instituciones culturales y científicas que se ocupen del estudio de las materias correspondientes al objeto de la pericia”. En este supuesto, nuestro objeto de pericia es la escritura, y somos los peritos calígrafos los profesionales que nos dedicamos a analizarla, estudiarla e identificar su autoría.

Tipos de peritos calígrafos

En cuanto a los tipos de peritos calígrafos existen dos:

Perito judicial

El perito judicial es el que se somete a designación por parte del juez. Para ser perito judicial hay que pertenecer a alguna de las asociaciones privadas de peritos que existen en cada Comunidad Autónoma. Estas asociaciones envían cada año las listas de asociados a los juzgados para que entren en el turno de oficio de designación. Su regulación legal se establece en el artículo 341 de la LEC.

La gran desventaja de este tipo de peritos es que el turno de oficio a veces tarda muchos años en rotar y además suele haber retrasos o incluso impagos en los honorarios del perito. También tiene otras desventajas como el pago de cuotas a la asociación que, dependiendo de la calidad y profesionalidad de la presidencia de la misma, puede salir más o menos rentable para los socios. Como ventaja principal de este tipo de peritos asociados, si la asociación cumple con sus compromisos, es la posibilidad de formación y actualización continua de los peritos miembros.

Perito de parte

El perito de parte es el que trabaja de forma autónoma por su propia cuenta. Estos peritos no necesitan asociarse ni someterse al reglamento de ninguna asociación, de forma que su ejercicio es completamente libre. La desventaja del perito del parte es que tiene que estar muy activo para poder mantenerse visible de cara a que le contraten los bufetes de abogados o clientes que puedan necesitar de sus servicios, es decir, tiene que buscar su propia cartera de clientes. La gran ventaja es la libertad para todo, sobre todo para la estipulación de honorarios, plazos y forma de trabajar, sin tener que someterse a tasas o tarifas cerradas.

Formando a peritos calígrafos

En nuestro centro llevamos ya más de quince años formando y preparando para el ejercicio a centenares de peritos calígrafos. Muchos de ellos se han asociado y otros ejercen por libre, incluso algunos otros han optado por la opción mixta. Nuestra formación en Pericia caligráfica es (como todas en España) una titulación privada y propia de nuestro centro, con una duración de cinco meses durante los cuales enseñamos a los alumnos los fundamentos de la Pericia caligráfica y resolvemos multitud de casos prácticos, en diferentes modalidades, con el fin de preparar a los alumnos para su ejercicio profesional inmediato una vez finalizado el curso.

Si te interesa esta formación, tienes toda la información sobre nuestro CURSO EXPERTO EN PERICIA CALIGRÁFICA, en este link o pulsando sobre la imagen inferior.

Pericia caligráfica grafoscopia

 

Leer también Prueba pericial en la Ley de Enjuiciamiento Civil, por RolePlay Jurídico

—————————————————-

Ver video en Youtube:

Sandra Cerro

Grafóloga y perito calígrafo

Sandracerro.com

Summary
Peritos calígrafos: titulación y tipos
Article Name
Peritos calígrafos: titulación y tipos
Description
La titulación del perito calígrafo en España no es oficial, ¿lo sabías? En este artículo te contamos cómo trabaja el perito calígrafo, qué tipos de peritos hay y qué titulación académica se le requiere.
Author