Las empresas suelen solicitar distintos tipos de informes grafológicos para seleccionar candidatos o reubicar a sus trabajadores, según sean sus necesidades. Los más comunes son:

Informes de preselección de candidatos, en procesos de reclutamiento y selección de RRHH.

Estos informes se generan como filtro inicial ante convocatorias masivas, es decir, cuando se presentan numerosas cartas de presentación manuscritas y es el grafólogo el que tiene que seleccionar, entre todas ellas, a los candidatos finalistas. Sobre estos finalistas la empresa aplica otro tipo de pruebas de selección para elegir al más adecuado para el puesto concreto. Algunas veces, al término de todo el proceso, puede  intervenir de nuevo el grafólogo para elegir al candidato final. En estos casos, la decisión del grafólogo es totalmente vinculante para el proceso.

selección de RRHH

La gran ventaja de estos informes frente a otras pruebas de selección, es la rapidez de la criba. A veces, si se presentan por ejemplo 500 candidatos, el grafólogo puede elegir a los más adecuados en aproximadamente una semana. ¿Cuánto tiempo tardaría la empresa en entrevistar y aplicar baterías de psicotécnicos y psicológicos a 500 personas? ¡Esto le llevaría meses! En cambio, con el filtro grafológico, el proceso es mucho más rápido.

En estos informes, el grafólogo toma como punto de partida un Profesiograma grafológico prediseñado, un patrón modelo del candidato ideal, del que ya hemos hablado en otros artículos del blog.

Informes de evaluación de candidatos.

En estos informes, la empresa presenta un candidato o candidatos previamente preseleccionados por ella, atendiendo a diferentes pruebas selectivas o criterios propios. El grafólogo debe evaluar la adecuación o no de este candidato concreto preseleccionado al puesto que se solicita.

Entrevista de selección RRHH

En principio, si el filtro inicial se ha realizado adecuadamente, deberían coincidir los resultados de los test psicológicos y entrevista personal con el informe del grafólogo.

Los informes de evaluación de candidato también se dan mucho en empresas que realizan la contratación a través de contactos o conocidos que vienen recomendados por los jefes o personal interno.

Informe de selección o evaluación por competencias.

Este tipo de informe puede acompañar a un informe grafológico completo de personalidad o solicitarse de forma aislada.

Algunas empresas solicitan directamente el estudio o evaluación de competencias concretas. En estos informes, más breves, se concentra la atención en el análisis de competencias que solicita la empresa, bien sea bajo un catálogo de las mismas previamente diseñado por la propia empresa, o bien atendiendo al catálogo que le presenta el grafólogo.

En nuestro catálogo tenemos más de 40 competencias distribuidas en cinco categorías: intelectuales, de eficacia personal, interpersonales, ambientales y resolutivas.

Estudios grafológicos de motivaciones.

Son informes que se realizan periódicamente en las empresas, entre los trabajadores ya contratados, con el fin de evaluar si sus motivaciones personales o profesionales han ido cambiando a lo largo de su trayectoria. A veces, los candidatos a un puesto entran en la empresa teniendo como motivación principal un buen salario, por ejemplo. Pero, llegado un tiempo, posiblemente sus circunstancias personales cambien y con ellas sus motivaciones: clima laboral, conciliación, oportunidades de crecimiento profesional, estabilidad, etc.

Orientación profesional

La finalidad óptima de la empresa es mantener a sus trabajadores motivados, felices dentro de su entorno laboral, y a esto puede ayudar mucho un estudio de motivaciones que ofrezca la posibilidad de reubicar a los trabajadores para que puedan realizar aquellas tareas que más les motiven o en las que se sientan más realizados personal y profesionalmente.

Estudios grafológicos de orientación profesional.

Estos informes los solicitan tanto particulares como empresas. En el ámbito profesional, dentro de la empresa, sirven para analizar los tipos de talento disponibles entre los trabajadores, realizar ajustes persona-puesto o para diseñar planes de carrera.

Algunas empresas solicitan este tipo de informes en procesos de “acompañamiento”. Cuando el trabajador se marcha voluntariamente de la empresa o es despedido, le obsequian con un informe de orientación vocacional para ayudarle a encaminar su nueva andadura profesional.

Informes grafológicos para diseño de equipos eficaces de trabajo.

Este tipo de informes son frecuentes cuando se va a diseñar un plan de trabajo en el que el equipo va a tener que convivir durante mucho tiempo. En estos casos, la empresa busca que no sólo se adecuen los perfiles técnicos al proyecto que se va a realizar, sino que también los perfiles personales sean compatibles para que el equipo funcione de forma eficaz y duradera.

Diseño de equipos de trabajo

Estos informes se basan en la compaginación de caracteres. El grafólogo buscará entre los candidatos a integrar el equipo a aquellos que encajen en cuanto a carácter y temperamento, con el fin de que no haya fisuras ni roces en la convivencia.

También son frecuentes las compaginaciones de caracteres entre jefe y subordinado, por ejemplo.

Un caso contrario al diseño de equipos eficaces es el proceso de selección que se realiza en los “realities”, por ejemplo. Aquí lo que se busca es la incompatibilidad, para provocar roces en el equipo y proporcionar juego y diversión a las audiencias televisivas. Aunque no os lo creais, también hay grafólogos que intervienen en este ámbito tan particular.

Sandra Cerro – Grafóloga y Perito calígrafo

¿Quieres formarte tú también como grafólogo de empresa?

En este enlace puedes encontrar toda la información sobre el CURSO EXPERTO UNIVERSITARIO EN GRAFOLOGÍA EMPRESARIAL, APLICADA A SELECCIÓN Y GESTIÓN DE RECURSOS HUMANOS, Título propio de la Universidad a Distancia de Madrid UDIMA.

Curso de grafología RRHH