Como grafóloga, me hace mucha gracia comprobar cómo todos los intentos de la inteligencia artificial (IA) por imitar la escritura manuscrita, en lugar de tirar por tierra a la grafología y a otras neurociencias que basan sus estudios en la escritura autógrafa, está consiguiendo todo lo contrario: darnos la razón.

Inteligencia artificial. Titulares de la semana

Crean una IA que es capaz de copiar tu escritura a mano (Revista Muy interesante)

La inteligencia artificial ya puede imitar la escritura a mano de una persona (La Razón).

Y seguro que hay por ahí algún titular más en este sentido.

A todos esos escépticos de la grafología, a los que niegan que la escritura de una persona es única, personal, no se puede simular y retrata nuestra personalidad, ahora se une la IA para intentar decirnos que cualquier maquinita puede sustituir la complejidad del cerebro humano y escribir por nosotros, y exactamente igual que nosotros.

¡Ay, qué risa me da!

En esta imagen os dejo algunos experimentos realizados por la Universidad de Inteligencia Artificial Mohamed bin Zayed (Mbzuai) de Abu Dabi, donde tres programas de IA (HWT, GAN y Davis) compiten por simular la escritura autógrafa de seis participantes.

Nuestra sorpresa fue que la escritura generada era bastante buena. No se podía distinguir la escritura simulada de la escritura auténtica, y esto fue muy satisfactorio para validar el experimento.

Estas son las palabras de Salman Khan, uno de los precursores del proyecto.

¿Puede la inteligencia artificial simular realmente la escritura manuscrita?

¡Oh, pues sí, a simple vista pueden parecer similares! Y casi no se nota que se trate de una simulación mecánica, ¿verdad?

Pero si nos fijamos bien, y con algunos conocimientos de grafología y pericia caligráfica, podemos darnos cuenta de algunos aspectos curiosos:

Escritura con inteligencia artificial

Imagen: Handwriting Transformers. Conferencia internacional de Visión computerizada, 2021.

 

  • A priori, todos los simuladores han pretendido captar el eje de inclinación de las letras, pero, en general, dicho eje es muy rígido en todas las muestras.

No se ha tenido en cuenta que la emotividad humana (que nunca jamás podrá ser emulada por una maquinita) imprime a nuestra escritura un movimiento genuino, sólo nuestro, que depende del mayor o menor nivel de sensibilidad para con el entorno.

Aquí vemos, en todas las simulaciones, falta de emotividad, falta de movimiento, falta de vibración en todas las letras.

  • En lo relativo a la forma, así a lo bruto y en general, parece que sí se consiguen similitudes, pero, pasa una cosita.

¿Tú escribes dos palabras exactamente igual cuando escribes un texto?, ¿tu firma te sale exacta (vamos, calcada) cuando firmas?

No, ¿verdad?

Pues parece que estas maquinitas troquelan exactamente iguales las palabras que se repiten dentro del mismo texto.

Por ejemplo, las palabras “people”, “can” y “the same” son exactamente iguales, son un calco.

Un humano nunca escribiría dos palabras exactamente iguales en forma, tamaño, inclinación, etc, en un mismo texto.

grafologia e inteligencia artificial

  • Es gracioso cómo la inteligencia HWT mantiene exactamente las mismas sinuosidades en la base del renglón en todas las muestras.

Por ejemplo, mira la palabra “people” cómo asciende o cómo baja el “like” del segundo renglón en todas las muestras.

grafologia e inteligencia artificial

  • Lo mismo ha hecho GAN writing en todas sus muestras pero, esta vez, en lo relacionado con los espaciados entre palabras

¿Ves cómo tiene los mismos espaciados o lo que, en grafología, llamamos “pasillos” entre renglones?

Grafologia e IA

  • La peor simulación y la escritura más artificial y automática de todas es la de la IA Davis.

Ha captado la forma general, pero se puede observar cómo el tamaño de las letras es idéntico y sin variaciones en las palabras de cada muestra.

Los espacios entre palabras son exactamente iguales en todos los textos.

Los ejes de inclinación de las letras y la rigidísima horizontalidad de los renglones son perfectamente inhumanas, si se las compara con sus manos humanas originales, que se mueven, vibran, cambian de tamaño y, en definitiva, palpitan y están vivas.

Escritura manuscrita con IA

Nuestra escritura es nuestra identidad

En fin, podría seguir aquí, hasta el infinito y más allá, peritando las muestras originales y cotejándolas con las de sus osados y descerebrados falsificadores, pero creo que es mejor dejar ese ejercicio a mis alumnos de grafología y pericia caligráfica, como muestra evidentísima de las ideas que siempre les recalco en clase:

  • Ninguna escritura es idéntica a otra. Esta es la mejor prueba y evidencia de la veracidad de la ciencia grafológica.
  • Nadie puede modificar su escritura conscientemente (ni artificialmente), ni tratando de simular su propia escritura, ni tratando de emular la escritura de otra persona. La escritura es un gesto inconsciente, personalísimo e intransferible.
  • Nuestra escritura es el reflejo de nuestra personalidad, de nuestras pulsiones internas, tanto caracterológicas, como anímicas y emocionales.

Una escritura refleja la emotividad en el movimiento de sus grafías.

Si tu escritura no se mueve nada nada es porque eres más frío que un témpano, eres un artista calígrafo profesional o, en el peor de los casos, eres un psicópata.

  • Es más fácil de simular la forma general de una escritura que el movimiento. Y, para muestra, un botón con los intentos frustrados de la famosa IA que acabamos de ver.
  • Si una firma (o una escritura) es idéntica a otra, una de ellas es falsa.

Es “copia-pega”, es calcada, vamos, que nunca escribimos ni firmamos de la misma forma, en los distintos intentos. (Ya veis que la IA sí lo hace, y muy bien además)

Nuestra escritura manuscrita es nuestra identidad. Y nunca, por más que se quiera intentar artificialmente, será posible escribir a mano con inteligencia artificial (a menos que quieras dejar de ser tú para convertirte en un robot sin sentimientos ni personalidad)

Así que, gracias, Inteligencia artificial por, al pretender justo lo contrario, demostrar que no puedes, por mucho que lo intentes, simular la escritura manuscrita.

Gracias también por dar la razón a los grafólogos evidenciando, al pretender lo contrario, que cada escritura es única y retrata la personalidad de su autor.

Con tus burdos intentos de suplir a nuestro maravilloso, único e insustituible cerebro humano y todas sus capacidades, has demostrado la más absoluta inutilidad de esta pretensión.

Creo, sinceramente, que todos estos inventos deberían emplearse en cosas más útiles para la sociedad, en lugar de tratar de deshumanizarla. Pero esto es solo una opinión personal.

Sandra Cerro

Grafóloga y perito calígrafo

sandracerro.com

Fuentes documentales:

Universidad de Inteligencia Artificial Mohamed bin Zayed.

Diario La Razón.

Revista Muy interesante.

 

Summary
La grafología se ríe de la inteligencia artificial
Article Name
La grafología se ríe de la inteligencia artificial
Description
¿Puede la inteligencia artificial sustituir a la escritura manuscrita?
Author
Publisher Name
Centro de Grafología Sandra Cerro