Si quieres saber si una persona es autoritaria o qué estilo de mando tiene, debes fijarte, entre otros gestos gráficos, en cómo hace la letra “t”.

La “t” es una letra muy elocuente para hablarnos sobre la fuerza de voluntad, la vitalidad, la fortaleza impositiva o no de una persona y también sobre el estilo de mando y liderazgo. Observando la letra “t” podemos determinar si una persona manda o prefiere obedecer, si es o no fácil de contrariar o si lleva bien o no las críticas por parte de los demás. Esto, además de mucha más información, podemos verlo en la letra “t” siempre integrando ésta en el contexto gráfico y nunca interpretándola de una forma aislada, claro está.

En este video y artículo conocemos los tipos de «t» más importantes:

grafología letra t

¿Te has fijado en cómo es la “t” de tu jefe?

Cuando los grafólogos realizamos procesos de selección de personal y se nos presenta un candidato para un puesto de mando o liderazgo, uno de los rasgos gráficos en los que más nos fijamos es en la “t”. De hecho, hay tes que saltan a la vista nada más echar un vistazo rápido a un manuscrito.

Un jefe de estilo autoritario tiene la letra “t” con la barra travesera alta. Este gesto suele acompañarse de una escritura sobrealzada, con presión firme y predominio de formas angulosas, entre otros rasgos gráficos.

grafologia letra t alta

Un tipo de “t” que caracteriza a las personas autoritarias, con tendencia a responder airadamente y con contundencia, es la llamada “t en sable”. Esta “t” lanza su barra travesera desde un movimiento previo hacia la izquierda en el que pone a la barra en el disparadero, y la lanza después con fuerte impulso. Estos “sables” retratan a personas difícilmente que saltan a la primera, así que, si tu jefe tiene la “t” así, ¡cuidado con llevarle la contraria!

Si en vez de un sable con “culata” angulosa, nos encontramos un “látigo” (movimiento hacia la izquierda buclado o curvo) hay que tener precaución también porque la respuesta airada, en este caso, puede ser totalmente imprevisible. En este gesto encontramos a los “lobos con piel de cordero”, a los mansos que, de repente, te sueltan un exabrupto y te dejan helado.

Y si tu jefe tiene la barra de la “t” bajita con respecto al palote, tiene todas las papeletas de tener el nivel de autoridad por los suelos, con lo que su capacidad de mando sería muy cuestionable.

El jefe rebelde y el anti-jefe

Otro tipo de “t” que puede estar presente en los jefes imperativos es la que tiene la barra alta y orientada hacia arriba. Se suele comparar este gesto (en sentido negativo) con el saludo nazi y retrata a personas rebeldes, reaccionarias, de criterios inflexibles, que se oponen constantemente al ambiente y a las normas establecidas. Si esta es la “t” de tu jefe, será difícil conciliar con él, llegar a acuerdos ya que será una persona de ideas fijas y que caiga quien caiga, seguirá en sus trece. El problema es más grave aún si esta “t” aparece en un perfil subordinado. Es el llamado “anti-jefe” que tenemos muy muy en cuenta en procesos de selección y gestión de recursos humanos, ya que puede generar muchos problemas en el equipo y especialmente con su superior.

grafologia letra-t-alta del antijefe

Técnica grafológica en procesos de selección de personal

Debo reiterar que, tanto en los procesos de selección de personal como en los estudios grafológicos particulares de personalidad, el grafólogo no aísla nunca una única letra para analizarla desintegrada del contexto gráfico. Siempre realiza su estudio analizando los distintos gestos gráficos que apuntan hacia un determinado aspecto de personalidad como, por ejemplo, el que estamos examinando en este caso: el perfil de jefe, la competencia de autoridad o los estilos de liderazgo.

Nunca debemos olvidar que la personalidad humana no es blanca o negra, sino que tiene matices y una inmensa gama de grises que, gracias a la técnica grafológica, podemos discriminar y analizar al máximo detalle.

Sandra Cerro – Grafóloga y Perito calígrafo

Sandracerro.com