1ª. Para conocer mejor a las personas de tu entorno

La Grafología es una ciencia de conocimiento humano, por tanto conocer esta disciplina nos ayuda a conocer mejor a las personas que tenemos a nuestro alrededor, e incluso a conocernos mejor a nosotros mismos. Es un recurso que nunca está de más aprenderlo, dada su innegable utilidad.

2ª. Es una disciplina original que te diferencia de otros profesionales

La Grafología es una materia apasionante, pero también muy desconocida, así que saber sobre esta materia te da un toque diferente, una especie de don que te ayuda a conocer a los demás y te diferencia de otros que, para ello, utilizan técnicas más conocidas y habituales, como la psicología tradicional, el coaching o el lenguaje no verbal.

3ª. Tiene muchísimas aplicaciones y salidas laborales

La Grafología tiene un abanico de aplicaciones mayor de lo que parece. Al tratarse de una técnica para conocer la personalidad a través de la escritura, puede aplicarse en tantos ámbitos como interactUan personas y existen manuscritos: Psicología, Pedagogía, Recursos Humanos y empresa, gestión de equipos, compaginación de pareja, archivos históricos y museos, pericia caligráfica, Publicidad y diseño de marcas, grafoterapia, grafopatología y medicina, Criminología, etc.

4ª. Es una disciplina que sorprende y engancha

La Grafología es una disciplina que sorprende y engancha. Los que comienzan a estudiar grafología siempre se enamoran de la materia y desean saber más.

5ª. Se puede ejercer en exclusividad o como complemento a otros trabajos

Las profesiones de grafólogo, y perito calígrafo, se pueden ejercer de forma exclusiva o como complemento a otras profesiones.

6ª. Te convierte en un profesional libre

El ejercicio de la profesión de grafólogo es completamente libre, al no estar sujeto a reglas determinadas por asociaciones o colegios profesionales, y no tiene restricciones para el ejercicio profesional, salvo las derivadas de la propia ética y el buen hacer profesional del grafólogo.

7ª. No requiere formación ni titulación específica previa

Los estudios de Grafología y Pericia caligráfica no requieren tener una formación específica previa. Aunque son materias afines a Psicología, Derecho, Pedagogía y demás ciencias humanas, cualquiera que tenga curiosidad o interés por estas materias puede estudiarlas y ejercerlas.

Los estudios de Grafología y Pericia caligráfica no tienen reconocimiento oficial en España, y por tanto no se exige para su ejercicio estar en posesión de título oficial concreto, sino basta con los diplomas privados que expiden las academias de grafología.

8ª. Promueve el afán investigador

La Grafología es una disciplina dinámica, que invita a la investigación y actualización constante de conocimientos.

9ª. Ayuda a los demás

Trabajando como grafólogo puedes contribuir a ayudar a los demás, orientandoles sobre su personalidad, haciéndoles ver y reconocer sus puntos más fuerte y sus aspectos de mejora, enfocándoles en sus aptitudes, talentos y competencias más destacados. De hecho, la mayor parte de clientes particulares que solicitan un estudio grafológico de personalidad, lo hacen para conocerse más y mejor a sí mismos y poder mejorar sus capacidades si cabe, o incluso cambiar su enfoque vital o profesional.

10ª. Grafología y Pericia caligráfica son profesiones con futuro

La Grafología y la Pericia Caligráfica están llamadas a convertirse en profesiones de futuro, en esta sociedad actual de estancamiento laboral, en la que lo que se demanda el toque de distinción y de innovación. Además, en el entorno de una empresa cambiante como la actual, donde se empieza a priorizar a las personas y a los recursos humanos, la grafología comienza a aplicarse cada vez más, tanto en selección de personal como en gestión del talento dentro de las compañías.

 

Ver también:

Diez buenas razones para estudiar Pericia caligráfica

¿Cuál es el perfil del estudiante de Grafología?

Centro de Grafología Sandra Cerro

C/ Alcalá, 20, Madrid

sandracerro.com