La Grafología es una técnica que perfila la personalidad auténtica, real, inconsciente y sin máscaras del individuo. Podemos aprender a entrenar determinados gestos, estudiar determinadas expresiones para que parezcan más amables de cara a la galería. Pero nuestra escritura jamás la podemos modificar conscientemente para aparentar lo que no somos. Esa es la ventaja de la grafología como técnica de apoyo a la psicología y también –mi especialidad- a la selección de personal.

Si tuviéramos que valorar como líder, como gobernante, a la persona y no al político. Al hombre y no a sus ideas. Si nuestro país fuese una empresa y tuviéramos que elegir al candidato ideal para ser su directivo… ¿cómo valoraríamos la escritura de Pablo Casado para este perfil profesional?

En este estudio grafológico voy a tratar de diseccionar la personalidad de Pablo Casado de una forma completamente objetiva, ajena a los valores políticos o morales, del mismo modo que lo hago en los procesos de selección en empresas y tratando de acercarme solo al hombre, a la globalidad de su persona.

Pablo Casado autógrafo

Encontramos en Casado a un hombre muy inteligente, con una mente muy despierta, ágil aunque controlada y con las ideas muy claras. La perspectiva de las inteligencias múltiples arroja un predomino de las inteligencias lingüística e interpersonal. La primera comprende el uso y la fluidez del lenguaje tanto oral como escrito. La segunda trata sobre la facilidad para las relaciones interpersonales y todo lo relacionado con ellas: la entrega, la afectividad, la empatía, y también las habilidades comunicativas. Ambas inteligencias son puntos fuertes en la personalidad de Casado.

Se aprecia también un alto nivel de inteligencia emocional.

Es un observador agudo y crítico. Se fija en todo y es atento hasta a los detalles más pequeños. Es metódico y no deja puntada sin hilo. Cuando tiene algún proyecto entre manos, se concentra con facilidad y no se deja influir por perturbaciones o distracciones externas. Tanto a la hora de tomar decisiones como de actuar, destaca por su constancia y su tesón. Es perseverante hasta las últimas consecuencias y, desde el momento en que se le mete la idea en la cabeza, puede llegar incluso a ser bastante terco para lograr llevarla a efecto.

En su toma de decisiones, aunque es bastante cerebral, se deja influir en mucho por unos sentimientos que procura mantener bajo control. Es vehemente. Visceral y apasionado, aunque sabe manejar y controlar muy bien sus emociones. Su apariencia de cara a la galería es la de un hombre correcto, formal, bastante serio, educado, al que  resultará difícil perder los papeles. Sabe mantener la serenidad y la calma aun en las situaciones más tormentosas.

Es creativo e ingenioso tanto de mente como de verbo. A esta cualidad se suma una buena capacidad de improvisación y habilidad para la respuesta rápida.

Da muestras de una evidente seguridad en sí mismo. Es un hombre focalizado hacia objetivos claros, que sabe muy bien lo que quiere en la vida. Es consciente de sus valores y sus recursos personales para resolver cualquier situación y pisa firme allá por donde pasa. No tratará de imponer sus criterios, pero tampoco va a dejarse amedrentar por otros con facilidad. Como ya se ha comentado, aunque sus criterios son flexibles, si se le mete una idea fija en la cabeza va a resultar muy difícil hacer que la cambie. Esto puede condicionar en parte su adaptación a la hora de mantenerse abierto a opiniones contrarias a las suyas o ante posibles pactos o negociaciones.

Posee además un extraordinario sentido de la estrategia. Puede tener una visión panorámica de todo lo que le rodea y es capaz de anticipar tanto las venturas como los problemas, así como adoptar las medidas necesarias para afrontar o prevenir los contratiempos, antes de que éstos acontezcan.

Grafología de Pablo Casado

Fuente de la imagen: Diario El Español

Si en algo destaca la personalidad de Pablo Casado es en su fuerza de voluntad. Es un hombre activo y enérgico, que no se deja llevar fácilmente por el primer impulso pero con altas habilidades resolutivas. Necesita estar constantemente activo, abierto a la innovación, proyectado hacia el futuro, sin anclajes en el pasado. Posee el carisma necesario para ser un buen líder de tipo conciliador. Ejerce el mando y la autoridad con un estilo moderado. Firme pero no impositivo, si bien su terquedad le puede llevar, en ocasiones, a mostrarse bastante estricto.

Su escritura transmite seguridad, eficiencia y un alto rendimiento en sus proyectos, cuidando la cantidad y la eficacia del trabajo producido sin descuidar la calidad del mismo.

Hablamos de un hombre realista, capaz de percibir y valorar su entorno con total objetividad. Posee un notable sentido de la responsabilidad y la disciplina, así como de la ecuanimidad y la justicia.

El estudio de su comportamiento y conducta nos habla de un hombre coherente en hechos y palabras, que se muestra transparente en todos los ámbitos en los que se desenvuelve y no trata de ponerse máscaras.

Aunque su emotividad es alta, no se deja arrastrar por los sentimientos y procura mantenerlos bajo control. Esta disciplina emocional puede proyectar, de cara a la galería, una apariencia de frialdad, rigidez o encorsetamiento.

Es un hombre con una gran madurez y sencillez que no intenta aparentar lo que no es. Su temperamento es enérgico pero controlado y presenta claras muestras de orgullo personalsana autoestima y moderada ambición. 

En las relaciones sociales se muestra afectivo y entregado. Es espontáneo pero intenta controlar siempre las formas y no se permite fluir o expresarse con total naturalidad. En el trato es afable y correcto. Se siente cómodo tanto en grandes círculos sociales como en ambientes de confianza y tiene buena capacidad de adaptación a todo tipo de ambientes. Destacan sus habilidades comunicativas. No esconde lo que realmente piensa y sabe expresarse con vehemencia, pero siempre manteniendo la corrección en el discurso y sin decir una palabra más alta que la otra.

Hablamos, en definitiva, de un hombre con grandes cualidades intelectuales, conductuales y volitivas. Sus puntos de mejora están relacionados con su estricta disciplina emocional que le resta espontaneidad. Como puntos fuertes a destacar, su brillante inteligencia y su extraordinario tesón.

Sandra M. Cerro – Grafóloga y perito calígrafo

www.sandracerro.com

Leer también: ¿Cómo es Albert Rivera? La Grafología lo Descubre.

Summary
¿Cómo es Pablo Casado? Lo descubrimos por Grafología
Article Name
¿Cómo es Pablo Casado? Lo descubrimos por Grafología
Description
Estudio grafológico de la personalidad de Pablo Casado, líder del Partido Popular
Author