La grafología es, ante todo, una técnica objetiva. Es por ello que nos permite adentrarnos siempre en lo más profundo de la personalidad humana, teniendo únicamente en cuenta ese aspecto, el más humano. Contemplando a la persona, al ser, mucho más allá de sus ideas u opiniones políticas o valores morales. La escritura de cada persona nos revela cómo es realmente, cuál es su esencia más allá de la mera apariencia, de las opiniones públicas o de creencias del tipo que sean.

En este artículo quiero entrar en la persona de Albert Rivera. Para conocer a la persona que está detrás del político. Para conocer al ser humano que se esconde detrás de tan carismático personaje.

albert tivera

Nota de la autora: para poder realizar un estudio grafológico profundo y pormenorizado de un autógrafo, es imprescindible que éste sea adecuado y suficiente. Para realizar este estudio, me he basado en firmas y apuntes de Albert Rivera, que tan solo permiten arrojar un análisis breve y parcial de su personalidad.

Encontramos en Albert Rivera a un hombre muy inteligente. Posee el clásico perfil de persona inquieta agitada por un nervio vivo, dinámica y amante de la actividad constante. Uno de sus puntos fuertes es su gran capacidad de adaptación a todo tipo de situaciones. Puede sentirse cómodo en diferentes entornos. Es camaleónico. Se acomoda, campa a sus anchas y se adapta a todo lo que le echen.

En la vida le mueven una sana ambición y una marcada orientación a objetivos. Se proyecta en pos de la innovación y el cambio pero sin perder, en ningún caso, el autocontrol ni la prudencia (escritura muy vibrante, con palabras extendidas, puntuación adelantada y velocidad ágil)

Es un ser eminentemente extrovertido, espontáneo y un buen comunicador. Es avispado y posee un extraordinario ingenio y una despierta capacidad de improvisación que le ayudan a salir airoso de situaciones difíciles aún afrontándolas sobre la marcha, sin previa planificación (palabras extendidas con rasgos simplificados y abiertos). Su perfil profesional es claramente social, de tipo negociador, comercial o relaciones públicas. Destaca también su singular habilidad para la negociación utilizando dos de sus armas más valiosas: la seducción y la diplomacia. Ambas cualidades hacen de él una persona muy envolvente y convincente, sobre todo desde la perspectiva de su sobresaliente inteligencia lingüística (escritura fluida con rasgos abiertos, armónica, vibrante y espontánea, con dirección recta flexible, y presencia de rasgos filiformes).

Grafología de Albert Rivera

Foto: Diario El Español

Su destacada humildad favorece la empatía y la capacidad de apertura mental para entender y comprender, de forma imparcial y objetiva, diferentes situaciones y personas (cuerpo central rebajado y mayúsculas iniciales proporcionadas). 

Tiene una personalidad sencilla y tendencia a relativizar los problemas con un notable sentido práctico. No le gusta perder el tiempo ni enredarse en temas superficiales, sino que prefiere ir a lo conciso, al grano, a lo esencial de las cosas (conjunto de rasgos muy simplificados). Tiene mayor habilidad para la síntesis que para el análisis. Puede pasar por encima de las cosas sin percatarse de los detalles pequeños y suele ser, incluso, bastante despistado. Se come la cabeza sólo lo justo. Prefiere hacer las cosas sin detenerse a pensarlas demasiado. Su pensamiento despierto y su agilidad mental le capacitan para proporcionar respuestas y soluciones prontas y creativas ante distintas situaciones o incluso eventos imprevistos. Además tiene creatividad de sobra para ser hábil en la improvisación y, en cuanto a oratoria se refiere, es difícil pillarle en un renuncio (escritura de trazos abiertos y filiformes, ligados originales, velocidad ágil y muy fluida).

Albert Rivera cómo es

Es una persona con muy buena capacidad de iniciativa y se proyecta hacia el futuro sin titubeos, muy seguro de sí y cómodo consigo mismo. Tiene muy buena resistencia a los cambios y al estrés, aprende de los errores y esto fomenta en mucho su capacidad de resiliencia (conjunto escritural muy ágil y vibrante, puntuación adelantada)

En cuanto a temperamento, podemos decir que es una persona emotiva y sensible, que se deja llevar más por el sentimiento que por la razón, a la hora de tomar decisiones o emprender proyectos. Prefiere dejarse llevar, a ver qué pasa, antes que no intentar las cosas. En el trato interpersonal es afable y afectuoso. En su escritura se aprecia estabilidad emocional, un carácter templado, previsible y confiable.

Su mente es abierta y sus criterios flexibles, lo que le facilita el actuar como un líder conciliador de posturas (escritura predominantemente curva, con cohesión interletras agrupada, extendida y abierta, tamaño rebajado y barras de la “t” en zona media). 

Aunque es un comunicador abierto y se mueve cómodamente en los círculos sociales, es extremadamente reservado en lo que respecta a su ámbito más íntimo y personal (firma ilegible).

albert-rivera-apuntes

Foto: Albert Rivera (Instagram)

Sandra Mª Cerro – Grafóloga y Perito calígrafo

Centro de Grafología Sandra Cerro

www.sandracerro.com

Leer también: ¿Cómo es Pablo Casado? Lo descubrimos por Grafología

grafología y personalidad Pablo Casado